Retrospectiva


6ta muestra audiovisual LA IMAGEN DE LA MEMORIA
Medellín, 1 al 5 de marzo de 2017
retrospectiva ANA VICTORIA OCHOA - A la rueda rueda de paz y candela - Medellín y su Bellavista - Madre de espaldas con su hijo - Buzón de mensajes

- Medellín y su Bellavista. 26 min. 1996
Buzón de mensajes. 26 min . 2006
Mie 1 de marzo - 7PM
Casa de la Cultura Cerro del Angél (Bello)

- Madre de espaldas con su hijo. 26 min. 1996.
Jue 2 de marzo - 8PM
Teatro El Trueque
(Conversan Ana Victoria Ochoa y José Miguel Restrepo "Joche")

- A la rueda,rueda de paz y candela. 120 minutos. 1995
Vie 3 de marzo - 4:30 PM
La Casa - Centro Cultural 

Ana Victoria Ochoa es documentalista, investigadora, magíster en Historia Social y de la Cultura, docente y gestora de proyectos audiovisuales con énfasis en derechos humanos. Dirige desde hace catorce años el Taller Itinerante Amazonas Video Independiente. Es cofundadora de Madera Salvaje y directora de Amazonas Producciones. Ha participado con sus documentales y ponencias en México, Cuba, España, EE. UU., Panamá, Perú y Francia. Es coordinadora académica del proyecto de formación documental Sin Fronteras, coordinadora general de diplomados en Guión y Narrativas Audiovisuales y directora del Festival Plural. Estudia en la actualidad un Doctorado en Artes en la U de A.
“No es que uno pueda hacer un coctel y meterlo dentro del documental, no es que se pueda coger la realidad y crear una narrativa como en un laboratorio para ver qué sale. Es más de percepción, de lo que estamos mirando y siendo conscientes de que la cámara puede mirar un poquito menos porque todavía no huele, todavía no palpa”. 
¿Quién es Ana Victoria Ochoa, como realizadora audiovisual?
Una persona con muchas preguntas que trata de ampliarlas en la complicidad del audiovisual.

Cuéntanos del proceso que llevó a la realización del documental Madre de espaldas con su hijo.
Años, desde conocer a Pablo Escobar en mi infancia, y dejar que las preguntas sobre mi familia, y la cultura antioqueña se fueran amalgamando en el tiempo, hasta lograr mi cincuenta por ciento de documental interno, lo otro fue imantación, encuentro, con el personaje que desencadenó el documental, que fue Doña Hermilda, la mamá de Pablo, con José Libardo Porras el productor del documental y con los amigos de Madera Salvaje. Tardamos años en publicarlo, primero en México y luego por la repercusión de las noticias en Colombia debí presentarlo a la familia de Doña Hermilda; hacerle cambios, volver a grabar y cuando terminamos la segunda versión, guardarla. No lo podíamos pasar en Colombia porque cualquier cosa que se dijera de Pablo Escobar en el momento se tomaba como apología, los pepes estaban muy pendientes de todo. Eran momentos muy difíciles y con muchas condiciones, por ello fueron varios camarógrafos, varios amigos guionistas, pero realmente a quien le tocó hacer magia para concluir el montaje fue a Erick Morris.

Para ti, yendo a fondo, ¿qué le dice este documental a Colombia?
Que hay que revisar entre la cultura del narcotráfico el zócalo religioso, no del sicario que ya lo hemos visto rezando y matando, sino los valores de las madres, la estructura matriarcal religiosa en la que se apoyan no sólo para justificar las acciones delictivas de sus hijos, sino cómo cultivan desde la infancia unos valores que revierten cuando el dinero fácil aparece en sus familias. Al fenómeno del narcotráfico lo han estudiado múltiples disciplinas, hay que detenerse aún en los discursos, ejemplos, acciones, gestos, mensajes con los que las madres (y aún poner mayor cuidado con las que también son maestras) acomodan con versatilidad los patrones de legalidad, justicia, inteligencia, honradez. Esta estructura aparentemente matriarcal solapa una mayor estructura; y es patriarcal, sacerdotal y ambiciosa de larga duración; peligrosa y latente: la mentalidad religiosa.
Las lecturas que hace el espectador son múltiples y ello enriquece y le sigue dando vida al documental, porque sigue conversando, cuestionando niveles de realidad y no hay manera ni intención de forzar lo que uno quería decir cuando lo realizó. Sin embargo, en lo personal yo quería dejar claro con el título Madre de espaldas con su hijo, que ésta era la versión de una madre antioqueña sobre su hijo narcotraficante, no mi versión de los valores de cada uno sino sus propios discursos, lo que dicen pero principalmente lo que callan. El documental ha estado en festivales, foros, conversatorios de varios países, pero en realidad en Colombia solo lleva escasas tres presentaciones, una en el Colombo en medio del taller Amazonas, otra muy reciente en el Festival de Cine de Santa Fe de Antioquia y la que veremos en Otraparte. En televisión ni hablar; allí se quieren reír y congraciar con la buena actuación de Vicky Hernández [en la serie Escobar, el Patrón del Mal] pero no han querido ver a la verdadera progenitora de Pablo Escobar Gaviria.
Lo salvaje simplemente es lo más humano, la intuición para la sobrevivencia de todo tipo, lo divino es la contradicción, lo maravillosamente racional es la pregunta, y la gran lección de la naturaleza y de la investigación es la humildad. El resto es audiovisual.


No hay comentarios:

Publicar un comentario